Niños felices con libros

Tratamientos

Re-educaciones psico-pedagógicas: a partir de estrategias cognitivas y conductuales se busca mejorar las capacidades del niño o joven para adquirir los aprendizajes.
 
Paralelamente, permite desarrollar estrategias para compensar estas dificultades.
Intervención cognitivo-conductual:
 
La terapia cognitivo-conductual (TCC), trabaja sobre la forma en como una persona piensa y actúa.
 
Se centra en los problemas y las dificultades que han de afrontar en el momento presente.
 
A través de la terapia se ayuda a la persona a detectar y mejorar estos esquemas de pensamiento y conducta perjudiciales.

Intervención farmacológica:

En los casos que se considere necesario, se indicará el tratamiento farmacológico a seguir.

Este tipo de tratamiento está indicado en algunos trastornos como los estados depresivos, ansiedad, psicosis o déficits de atención.

Habitualmente, el tratamiento farmacológico será necesario combinarlo con una terapia psicológica adecuada al paciente.

Coordinación escolar y familiar:

En casos de intervención infantil y juvenil se realiza una coordinación constante con la familia para trabajar pautas educativas que fomenten el desarrollo adecuado en el ámbito familiar.

También, en los casos que sea necesario, especialmente en los trastornos de aprendizaje y déficit de atención, se realiza coordinación con la escuela para guiar las adaptaciones adecuadas en el entorno académico.

Grupo de ayuda